Vuelven los restaurantes sin manteles y hasta con toma de órden con código QR

15 0

El distanciamiento social y desinfecciones constantes son parte del protocolo de bioseguridad para la reactivación del sector gastronómico.

Los restaurantes cochabambinos reabrirán sus puertas desde el lunes 14 de septiembre con la atención a 1/3 de su capacidad, de lunes a viernes de 5:00 a 19:00 y los sábados de 5:00 a 13:00.

La reactivación del servicio gastronómico en la Llajta fue anunciado por el alcalde José María Leyes, toda vez que se trata de uno de los primeros sectores que suspendió sus servicios al inicio del periodo de pandemia en el país.

Algunas medidas estrictas del protocolo de bioseguridad son los siguientes:

– Toma de temperatura al ingreso

– Desinfección de calzados al ingreso

– No se usará manteles en las mesas y deben ser desinfectadas por el personal de atención antes y después de usar

– La vajilla será desinfectada y esterilizada

– Los cubiertos serán embolsados, previa desinfección, para su entrega a los clientes

– El barbijo, en los clientes, será retirado solo para comer y reemplazado al culminar el servicio

– Las órdenes se tomarán a través del escaneo de un código QR o con un menú debidamente desinfectado

– Las mesas serán dispuestas con más de un metro y medio de distancia y las sillas debidamente espaciadas

– La atención será con 1/3 de la capacidad máxima de la infraestructura

– La limpieza de mesas se hará con alcohol desinfectante

El personal de atención, como los meseros y garzones será de forma distanciada y los mismos deberán portar las medidas de bioseguridad establecidas para evitar contagios. La mascarilla, barbijo y cofia son obligatorios en el personal de cocina y el traje de bioseguridad es opcional.

Los detalles fueron brindados por el coordinador de proyectos de la Secretaría de Planificación, Johan Sossa, quien indicó además que cada establecimiento deberá contar con un encargado de bioseguridad que verifique el cumplimiento del protocolo de forma estricta. Esta persona estará sujeta a sanciones contra el que se aplicarán medicas de coerción penal ante el incumplimiento de las mismas.

En conferencia de prensa, el alcalde Leyes participó de una demostración de la atención en restaurantes a partir del lunes. A su ingreso utilizó un pediluvio para la desinfección de sus calzados, se tomó la temperatura a través de la muñeca y desinfectó sus manos con alcohol. Luego fue dirigido por un encargado hasta la mesa disponible para su ocupación.

El gerente comercial del restaurante Casa de Campo, Fernando Barrientos, subrayó que habrá stickers en las mesas y sillas que no se podrán ocupar, así como para marcar la distancia desde la cual el mesero deberá tomar el pedido.

Agregó que el lavado y desinfección de los enseres de cocina se realizará con máquinas especiales y agua caliente, además del uso de luz ultravioleta.

“El servicio bufé queda suspendido hasta que se encuentre la cura (del coronavirus)”, indicó Sossa, a tiempo de reiterar que las medidas de bioseguridad universales continúan vigentes, ademas de recomendar la ventilación de las áreas, ya sea de forma natural o con aire acondicionado. (OPINION)

Compartir este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email