Los corresponsales argentinos en Bolivia fueron acusados de “sedición”

Posted on at 9:38 am
110 0

El embajador reconoció que las autoridades transitorias “empezaron mal”.

Los equipos periodísticos de TN, América 24, Crónica TV y Telefé fueron agredidos y acusados de realizar actos de sedición por parte del gobierno golpista de Jeanine Añez. Fue la ministra de Comunicación transitoria, Roxana Lizarraga, la que tildó de “pseuperiodistas” a los equipos de comunicadores y confirmó que “están identificados y el ministro de Gobierno va a tomar las acciones pertinentes”. “Comenzaron mal”, se limitó a decir el embajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez García. Las organizaciones de prensa repudiaron el accionar del gobierno autoproclamado.

Álvarez García, en diálogo con A24 —cuyo corresponsal Rolando Graña es uno de los expulsados por el gobierno golpista—, confirmó esta tarde que los periodistas de TN, América 24 y Telefé ya habían sido recogidos por funcionarios de la embajada y se encontraban en su residencia por seguridad.

Por su parte, el canciller Jorge Faurie calificó de “totalmente infeliz” las declaraciones de Lizarriaga e indicó que se comunicará con quien ejerza el rol de canciller en el gobierno autoproclamado de Jeanine Añez para expresar la “viva disconformidad” del gobierno argentino.

El embajador, que el lunes negó el golpe de Estado en curso, evitó condenar la actitud del denominado “gobierno de transición” contra la libertad de prensa. Ante la primera consulta, Álvarez García se excusó por no haber escuchado a Lizarraga y luego minimizó el hecho: “Voy a hablar con algún funcionario. Comenzaron mal, pero bueno…”, respondió.

Poco antes, la Cancillería argentina había emitido un comunicado en el que aseguraba que “solicitó a las autoridades en ejercicio del poder en Bolivia velar por la seguridad e integridad física de los medios argentinos presentes en territorio boliviano”, reconoció “las situaciones de violencia a las que fueron sometidos en estas últimas horas” y se comprometió a dar “seguimiento de la situación para asegurar la defensa de la libertad de prensa”.

Las expulsiones por “sedición” fueron anticipadas más temprano por la ministra transitoria de Comunicación quien aseguró que para “aquellos periodistas o pseudoperiodistas que están haciendo sedición se va a actuar conforme a ley” e indicó que “ya se tiene identificados”, a quienes poco después recibirían la orden de expulsión.

Martín García, periodista de Telefé y uno de los expulsados por el gobierno golpista, publicó en su cuenta de Twitter la supuesta foto por la que se lo acusó de sedición. Según señaló, se lo responsabilizó de hacer acostar a algunas manifestantes sobre la calle para simular una represión, cuando era exactamente lo que estaba ocurriendo.

Por su parte, la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas manifestó su “preocupación” por los ataques recibidos por los equipos periodísticos y por los dichos de Lizarriaga, sin hacer mención a que lo ocurre se da en el marco de un golpe de Estado.

Policía boliviano arrojó gas lacrimógeno a una periodista argentina

Teresa Bo, corresponsal argentina del medio Al Jazeera, se encontraba realizando la cobertura de un enfrentamiento entre manifestantes y las fuerzas de seguridad cuando un efectivo de la Policía boliviana le arrojó gas lacrimógeno en los ojos.

Este momento fue capturado en video y compartido por la periodista en sus redes sociales, junto a un mensaje de crítica a las autoridades de dicho país. “Solo estábamos en la calle reportando lo que pasaba y la policía boliviana responde así”, escribió.

A pesar del dolor que le produjo la agresión, la corresponsal intentó continuar con su cobertura. “La policía me acaba de tirar gas lacrimógeno a propósito. Esto es lo que está sucediendo en el medio de una plaza donde la gente ha estado protestando pacíficamente. Es extremadamente difícil hablar, lo siento mucho”, explicó a la cámara.

“Gracias a todos los que nos apoyan en esto. Solo intentamos hacer nuestro trabajo. No me gusta ser la historia porque creo que lo que realmente importa es lo que le pasa a la gente en Bolivia. Pero espero que esto sirva para que se respete nuestro derecho a trabajar”, escribió.

Esta agresión, no obstante no es un hecho aislado: este viernes, un grupo de periodistas argentinos del canal Todo Noticias llegó a la Paz para informar sobre las protestas —que solo el viernes dejaron un saldo de cinco muertos—, cuando algunos manifestantes los amenazaron con prenderles fuego.

Teresa Bo@TeresaBo

Gracias a todos los que nos apoyan en esto. Solo intentamos hacer nuestro trabajo. No me gusta ser la historia porque creo que lo que realmente importa es lo que le pasa a la gente en Bolivia. Pero espero que esto sirva para que se respete nuestro derecho a trabajar.

Estos acontecimientos se producen luego de que la ministra de comunicación boliviana, Roxana Lizárraga, acusara a los periodistas locales y extranjeros de ser “sediciosos” con la información que publican. “Aquellos periodistas que estén haciendo sedición deberán responder ante la ley”, declaró.