Efecto de la cuarentena: Los lobos marinos se apoderan de Mar del Plata

213 0

La reducción de la circulación de personas por el aislamiento obligatorio brindó mayor libertad a los icónicos animales de “La Feliz”, los cuales suelen encontrarse a un costado de la banquina de los pescadores.

Las medidas de aislamiento que los diferentes países adoptaron para frenar el avance del coronavirus continúan produciendo cambios bruscos en el medio ambiente gracias a la reducción de la contaminación y la baja de circulación de personas.

En este escenario, los animales silvestres en distintas partes del mundo se están animando a ocupar espacios antes impensados debido a la alta presencia del ser humano. Tal es el caso de los lobos marinos de Mar del Plata, que fueron vistos deambulando por el puerto casi con total libertad.

Los icónicos animales de “La Feliz”, que generalmente se encuentran a un costado de la banquina de los pescadores, fueron registrados por los vecinos tomando sol cerca de los barcos y muelles vacíos, así como también deambulando por las calles y estacionamientos del puerto. Además, se pudieron ver ejemplares transitando por el sector del paseo comercial, donde cientos de turistas suelen concentrarse para comer y comprar recuerdos de la ciudad.

Sin embargo, la postal de los lobos marinos marplatenses no es la primera de este tipo en el país. La semana pasada se avistaron pingüinos paseando por las playas de Miramar, carpinchos en las calles de Necochea y ciervos de los pantanos en el del delta del río Paraná. A su vez, la Agencia de Protección Ambiental de Buenos Aires (APrA) informó que la calidad del aire de la Ciudad mejoró en un 50 por ciento entre el 20 y el 25 de marzo, los cinco primeros días del aislamiento obligatorio que decretó el Gobierno por la pandemia, en comparación al mismo periodo del año pasado.

Estos escenarios siguen replicándose alrededor del mundo. En Rusia , se logró captar por primera vez en varios años al leopardo de las nieves, una de las especies más exóticas del mundo. Mientras que en Tailandia , cientos de monos hambrientos protagonizaron una pelea en la localidad de Lopburi, luego de que el coronavirus disminuyera drásticamente el número de turistas en la zona, que suelen alimentar a esos animales.

En tanto, en India se hizo posible a ver la Cordillera del Himalaya desde 200 kilómetros –algo que no sucedía hace 30 años- gracias a la disminución de la contaminación que provocó el cese de actividades industriales y la restricción del tránsito. Algo similar sucedió en Kenia , donde se puede volver a ver el Monte Kenia, la segunda montaña más alta de África, a una distancia de 136 kilómetros. Finalmente, en Venecia el agua de los canales se volvió transparente después de que se redujera el turismo y la circulación de las embarcaciones. (Página 12)

Compartir este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email