Bolivia: ¿Un nuevo ébola?: atención de la ONU al virus Chapare en América Latina

38 0

Los primeros casos se dieron en Bolivia en 2003. Los síntomas eran muy similares a los de la fiebre hemorrágica del ébola y podían producir la muerte. Volvió a aparecer en 2019, y ahora, la ONU confirmó lo que se sospechaba: el virus de origen animal es transmisible entre personas, hay casos y tiene una mortalidad de 60%. Te contamos cómo actúa.

La noticia empezó a circular a comienzos de noviembre: una fiebre hemorrágica mortal similar a la del ébola puede propagarse entre humanos. Se llama virus Chapare; nombrada así por el lugar donde surgió, en Chapare, Bolivia, en 2003.

Luego de la estrepitosa aparición, en la que la persona infectada terminó muriendo, el virus desapareció. No obstante, en 2019, seis personas se contagiaron, tres murieron, según informaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

¿Qué es el virus Chapare?

Es un virus de origen animal (se cree que roedores, pero no se sabe con exactitud), que genera fiebre, dolor abdominal, vómitos, encías sangrantes, salpullido y dolor detrás de los ojos, y en el 60% de los casos causa la muerte. Aunque la alta mortalidad enciende las alarmas entre los expertos, aseguran que es poco probable que haya una pandemia.

“Es más que todo una alerta para no bajar la guardia en enfermedades emergentes, como en enfermedades pandémicas”, dijo al portal de noticias de Naciones Unidas Sylvain Aldighieri, gerente de incidencias para COVID-19 de ONU.

¿Cómo actúa el virus Chapare?

No se sabe exactamente, pero los científicos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades estiman que el virus pasa del animal a los humanos por contacto directo o indirecto con saliva, orina y excrementos de roedores infectados. En otras palabras, las personas nos podemos contagiar por mordeduras, rasguños, inhalación del virus, ingestión de alimentos contaminados, etcétera.

A su vez, una persona infectada puede contagiar la enfermedad a otras personas a través del contacto con fluidos corporales, o durante procedimientos en los centros de salud.

Debido a que hay muy pocos casos documentados de Chapare en humanos, los CDC advierten que se necesita más investigación para entender cómo se propaga el virus y cómo causa la enfermedad. También para conocer la progresión de los signos y síntomas de la enfermedad y el período de incubación.

Hasta ahora lo que se sabe es que el tiempo entre la exposición inicial y el desarrollo de los síntomas es variable y oscila entre 4 y 21 días. Todavía se sabe poco sobre las posibles complicaciones a largo plazo o la inmunidad protectora tras la infección del virus de Chapare.

¿Qué síntomas provoca el virus Chapare?

Los signos y síntomas documentados durante el primer y segundo brote incluyeron:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Dolor articular y muscular
  • Dolor detrás de los ojos
  • Dolor de estómago
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Encías sangrantes
  • Erupción
  • Irritabilidad

Al igual que en el caso de otras fiebres hemorrágicas virales, estos síntomas suelen aparecer antes de la hemorragia.

Los pacientes que se recuperan de las infecciones del virus Chapare pueden seguir vertiendo el virus en la sangre, la saliva, la orina o el semen durante meses después de que dejen de presentar síntomas, y así contagiar a otros. Por esta razón, los CDC advierten que estos fluidos deben ser monitoreados para detectar la presencia del virus.

¿Cómo prevenir?

Los CDC recomiendan que para evitar contraer el virus, es imprescindible mejorar el control de roedores en las casas, edificios y en sus alrededores. Se pueden sellar agujeros y huevos, colocar trampas y limpiar todos los alimentos que puedan ser accesibles a los roedores. (SPUTNIK-NEWS)

Compartir este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email