6 de Agosto: Bolivia recibe su 195 aniversario en medio de crisis sanitaria, conflicto social y desaceleración económica

1456 0

Bolivia conmemora este 6 de agosto sus 195 años de independencia. Se trata de una fecha que cada año es de celebración, sin embargo, para este 2020 la fecha patria recibe al país en una situación sin precedentes, marcada por una pandemia que ha llevado a una crisis sanitaria, desató un conflicto social respecto a las elecciones y una desaceleración económica con cifras que no se registraban desde hace dos décadas.

 

El último reporte del Ministerio de Salud señala que Bolivia ya suma más de 85 mil casos registrados de COVID-19, superando a países como Suecia, Bélgica y Holanda, pero además a 3 mil de China que es el país origen del nuevo coronavirus. La tasa de mortalidad boliviana llega al 4% por los 3.385 decesos reportados.

El país ya lleva varias semanas con casos dramáticos de personas que fallecen sin atención médica, lo cual se plasma en la cantidad de levantamientos de cadáver que hace la Policía en situaciones extrahospitalarias, como en vía pública y en domicilios. La FELCC informó el miércoles que en 24 horas había realizado 66 levantamientos de cuerpos a nivel nacional. En tres días anteriores, de viernes a domingo, los casos fueron 191.

El COVID también ha cobrado la vida de personalidades conocidas, desde exautoridades como el exviceministro Marcelo Elio y el exministro Eugenio Rojas, hasta los líderes de la lucha contra la pandemia en Santa Cruz, como el Óscar Urenda y Roberto Torrez.

El incremento de casos, sumado a los centros de salud y cementerios en situación de saturación, han obligado a tomar medidas extraordinarias. En La Paz, por ejemplo, la Alcaldía ya anunció una cuarentena rígida por una semana desde el 16 de agosto. Asimismo, se anunció que se habilitará espacios para entierros en suelo, dado que la cantidad de inhumaciones al día subieron de 12 a 75 en promedio. A nivel departamental, se espera la habilitación del Hospital del Sur de El Alto para intentar reducir el déficit hospitalario.

En Santa Cruz, el departamento con más casos de COVID, el director del Sedes, Marcelo Ríos, lamentó el miércoles que a la situación de saturación de los hospitales que hace “imposible” atender a todos los pacientes COVID, ahora se sumen los conflictos sociales que pueden generar enfrentamientos y heridos que requieran de atención de salud. El funcionario lamentó los bloqueos que impiden el paso de ambulancias e insumos médicos.

Conflicto

Los bloqueos fueron convocados por la Central Obrera Boliviana y organizaciones sociales afines al MAS, que rechazan la postergación de elecciones hasta el 18 de octubre. Los dirigentes argumentan que las protestas son por la salud de la población, porque consideran que el Gobierno actual no ha sabido atender las necesidades del pueblo frente a la pandemia, pero tampoco en reactivación económica, ni en educación debido a la clausura del año escolar.

El Pacto de Unidad indicó, hasta la noche del miércoles, que había 70 puntos de bloqueo a nivel nacional. En dichas protestas se registraron hechos como enfrentamientos en El Alto, donde un policía sufrió la explosión del ojo derecho por el ataque de un adolescente manifestante, la explosión de dinamita para bloquear en Sayari y un incendio en Samaipata.

Las organizaciones sociales y el Tribunal Electoral se reunieron el miércoles, en la víspera del 6 de agosto, para intentar soluciones el conflicto, pero el diálogo fracasó. El TSE ratificó el 18 de octubre como fecha de elecciones, mientras que los dirigentes anunciaron que las bases decidirían las nuevas acciones, sin embargo, el ejecutivo minero Orlando Gutiérrez anticipó que instruiría la movilización de su sector.

Los bloqueos obligaron a que el Gobierno establezca un puente aéreo para trasladar oxígeno, que es necesario para pacientes COVID. El ministro Arturo Murillo dijo que no se ha intervenido más bloqueos debido a que tiene información de que manifestantes estarían armados y que pretenderían generar muertes, pero el Gobierno busca evitar esa situación.

Economía

La pandemia también ha afectado de manera importante a la economía. Un día antes del aniversario patrio, el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó datos que confirman una marcada desaceleración que se manifiesta con un crecimiento económico de menos de 1% para el primer trimestre y previsiones de cifras negativas para los meses siguientes.

El reporte del INE señala que a marzo el Producto Interno Bruto creció en 0,6%, una cifra que es la más baja registrada desde hace 20 años, es decir, el 2001 cuando al primer trimestre de esa gestión la variación del PIB era 0%.

“La tasa de crecimiento del PIB al primer trimestre de 2020 alcanzó 0,6%, cifra que confirma la desaceleración que vino atravesando la economía nacional desde el primer trimestre de 2013; tendencia que claramente contrasta con la expansión observada desde el primer trimestre de 2001”, dijo el director del INE, Rubén Aguilar.

En las previsiones para los restantes meses, el Instituto previó una caída a tasas negativas de -5.60% para abril y -7,93% para mayo.

Respecto al empleo, anteriormente el INE informó que para junio la tasa de desocupación urbana llegó al 9,6%, cuando el 2019 cerró en 4,8%. Se estimó que del 9,6% de desempleo, un 4,3 se debía a la desocupación por la cuarentena.

 

/ERBOL/

Compartir este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email